Botas

La bota campera ha ido evolucionando en todos los aspectos, pasando por los tipos de pieles, los métodos de fabricación y los diseños. Antaño se trabajaba todo manualmente, sin máquinas y todo el trabajo recaía en el zapatero artesano. Hoy en día, disponemos de máquinas que le aportan gran calidad al producto y además facilitan mucho la labor del artesano. Gracias a estas máquinas se desarrollan nuevas técnicas y nuevos modelos. Disponemos de muchas tonalidades y calidades de piel distintas. En cuanto al diseño, también es variado. Destacan las botas de caña alta, por debajo de la rodilla, ceñidas a la pierna y con cremallera interior.